Súplica para la Iglesia Militante
IGNACIO BRAULIO ANZOÁTEGUI (1905-1978)

¿Es que perdió su rumbo
La nave de la Iglesia? ¿Es que a porfía
Se nos ha puesto a andar de tumbo en tumbo
Ebria y alzada la marinería?
¿Qué fue de la pasada
Misión de iluminar la mar ignota?
¿Quién le dejó, Señor, así trocada
Su derrota en derrota?
¿Qué viento amotinado
Rasgó sus velas y quebró su quilla
Y la azotó sobre el acantilado
Lejos de Ti, mi Dios, y de tu orilla?
¿Qué Capitán, Señor, adormecido
Por culpa y obra de la democracia
Le quitó su vigor y su sentido
Y la gracia velera de tu Gracia?

Todavía esperamos que en tu pía
Solicitud nos salves del naufragio.
El diablo nos acecha día a día.
¡Escúchanos, Señor, nuestro sufragio!
(Y que Santa María,
Nuestra Señora la Corredentora,
Si fuera necesario,
Nos tienda nueva vez en esta hora
El santo salvavidas del Rosario.)

* “Jauja”, N° 30, junio de 1969, pág. 11; y reproducido en “Ignacio B. Anzoátegui”, de Jorge N. Ferro / Eduardo B. M. Allegri. Ediciones Culturales Argentinas, Bs. As., 1983       

Entradas más populares de este blog

Declaración sobre el aborto (fragmento)
CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE (1974)

Donde se cuenta lo que le sucedió a don Quijote yendo a ver a su señora Dulcinea del Toboso
MIGUEL de CERVANTES SAAVEDRA (1547-1616)

El costado traspasado
MONS. FULTON J. SHEEN (1895-1979 )

«Mi embrión tus ojos lo veían» (Sal 138, 16): el delito abominable del aborto
SAN JUAN PABLO II (1920-205 )

La Santa Comunión
FRAY RÉGINALD GARRIGOU-LAGRANGE O.P. (1877-1964)