Entradas

Mostrando las entradas de 2022

«La interpretación progresista de Maritain de los documentos del Vaticano II» - P. Julio Meinvielle (1905-1973)

Imagen
En un nuevo aniversario de la muerte del P. Julio Meinvielle (2 de agosto de 1973), vaya esta esclarecedora publicación en su homenaje y recuerdo. Maritain, empeñado en mantener sus posiciones equívocas y peligrosas de su Humanismo Integral , interpreta las decisiones de Vaticano II como si ellas fueran la confirmación de sus arriesgadas teorías. Así, escribe regocijado: «En verdad todos los vestigios del Santo Imperio están hoy liquidados; hemos salido definitivamente de la edad sacral y de la edad barroca; después de dieciséis siglos que sería vergonzoso calumniar y pretender repudiar, pero que decididamente han acabado de morir y cuyos graves defectos no eran cuestionables, una edad nueva comienza, donde la  Iglesia nos invita a comprender la bondad y la humanidad de Dios nuestro Padre, y nos llama a reconocer al mismo tiempo todas las dimensiones de este hominem integrum del cual hablaba el Papa en su discurso del 7 de diciembre de 1965 en la última sesión del Concilio» [1] .

«La devoción a María» - Thomas Molnar (1921-2010)

Imagen
Los escritos y las ideas a la moda de Levi-Strauss, de Mircea Eliade, de René Girard, de Gilbert Durand y de muchos otros han vuelto a poner el pensamiento religioso otra vez en el candelero. Estos pensadores y eruditos no son necesariamente espíritus religiosos, lejos de ello: a menudo son agnósticos, ateos o escépticos. Pero mientras un Hans Küng, sacerdote católico, quisiera que la Iglesia siguiera el camino que lleva –o que regresa– al siglo de las Luces, y adopte como centro doctrinal la libertad, la igualdad y la fraternidad, los eruditos de los que hablo tienen una actitud respetuosa de cara al fenómeno religioso. Mientras en los bajo-fondos de nuestra vida cultural se debaten los teólogos contestatarios, en la cima los eruditos más serios rehabilitan el cristianismo estudiando objetivamente la vida religiosa de todos los pueblos. Son Küng y compañía quienes están atrasados, pese a su reputación de avanzados; reputación inventada por otros atrasados pero cuyos juicios-oráculo

«Poema de antigüedad de España» - Agustín de Foxá (1903-1959)

Imagen
Se cumple hoy, 18 de julio, un nuevo aniversario del glorioso «Alzamiento» origen de la Cruzada contra  la barbarie soviética. Vaya pues esta poesía en homenaje a aquellos valerosos combatientes que dieron su vida por Dios y por España.           Los tanques rusos, nieves de Siberia, sobre estos nobles campos españoles, ¿qué puede la amapola contra sus frías grasas? ¿qué el álamo del río a su furor opone? T eníamos aún bueyes y arados de madera, Castilla no es científica; no surge en sus terrones la fábrica, su arcilla produce como Atenas teogonías y olivos, batallas, reyes, dioses...   Para ganar a España, hay que decir, cual Cristo, «Mi reino no es de este mundo»; no levantar las hoces ni prometer al cuerpo paraísos terrenales, Porque en España surgen de los sepulcros voces.   Y hay un destino claro, colgado de los cielos. porque hay genealogía, estirpe, y oraciones, porque el niño que nace, ya tiene dos mil años y mandan, con un gesto de reyes, sus pa

«Discriminación y algunos adjetivos» - Rubén Calderón Bouchet (1918-2012)

Imagen
Es curioso observar de qué manera los medios de comunicación masiva van destruyendo el buen sentido que todavía queda entre la sencilla gente y lo reemplazan por las consignas, más o menos estúpidas, que suponen o sugieren que están fundada en las últimas conquistas de la ciencia. La homosexualidad ha sido siempre considerada un vicio especialmente repugnante cuando se trata del comercio sexual entre varones. Esta sana opinión sostenida a lo largo de los siglos por una educación basada en la clara distinción de los sexos, hoy es combatida por la prensa bajo el pretexto de que se trata de una modalidad del eros tan normal como cualquier otra y que viene impuesta por una ecuación genética sui generis que beneficia a algunos representantes del género masculino o femenino y que reclama, con gran alarde de publicidad, no solamente ser aceptada como una modalidad legítima del ser humano sino, probablemente, como la más avanzada y progresista de todas. Como no soy sexópata, ni sexómano,

«¿Por qué se lucha contra la guerrilla?» - Víctor Eduardo Ordóñez (1932-2005)

Imagen
El 2 de julio se cumplieron 46 años del brutal atentado terrorista perpetrado en el comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal. Publicamos, pues, este esclarecedor artículo que advertía diáfanamente cuál debía ser el sentido de la lucha contra la guerrilla marxista, y que fue escrito más de un año antes de ese trágico acontecimiento y, claro está, cuando aún no había comenzado el llamado «Proceso de Reorganización Nacional». La pregunta no es baladí ni gratuita. Porque de su respuesta derivarán la conciencia con que se enfrente la guerrilla y lo que en verdad se crea defender. Si como se ha dicho, la política es un mundo poblado de imágenes, los argentinos vivimos asediados por las peores, y frecuentemente nos dejamos guiar por las más miserables, las más ridículas o las más inútiles. Una de esas imágenes, tal vez la más tétrica de todas, es que el país no puede vivir sin sus instituciones, entendiéndose por tales, claro está, únicamente las liberales. Hay algo más dogmá

«Palabras de despedida» - Enrique Díaz Araujo (1934 – 2021)

Imagen
Hoy, 28 de junio, se cumplen 40 años de la muerte de Francisco Ruiz Sánchez, intelectual católico, gran pedagogo y ejemplar padre de familia. En su memoria reproducimos aquí estas palabras -que bien lo pintan- y que le dedicó su amigo, Enrique Díaz Araujo. En nombre de los amigos personales, y a pedido de su esposa e hijos, vengo a despedir a Francisco, en éste, el último acto de su ciclo vital. Vital, sí, como acentuada y expansivamente fue su paso por esta tierra. Joven aún, muere el amigo, pero con una larga cuenta a su favor, puesto que en esos breves años se ocupó de desarrollar al máximo el aliento existencial que Dios le insufló al nacer. Nadie dirá de él, pues, que su tiempo transcurrió anodina o retaceadamente, como el del que se guarda las reservas para vaya a saber cuándo. No. Francisco se dio todo por el todo, absoluta y generosamente en cada una de las tareas que el libre albedrío, otorgado por Dios, permite desplegar a una persona en su ciclo temporal. Quien te viera

«La misión del carlismo» (fragmento) - Juan Vázquez de Mella (1861-1928)

Imagen
[...] Pues bien, señores diputados, y lo digo con toda sinceridad, dirigiéndome a todos vosotros, que, por ser españoles, seguramente tenéis en el fondo de vuestra alma aquel culto hidalgo que siempre se ha rendido en esta tierra a la lealtad y a la consecuencia; podréis decir de nosotros todo lo que queráis, podréis decir que los que a esta Comunión pertenecemos somos absolutistas, somos la rémora del progreso, de la civilización y de la cultura, y todas las vulgaridades inventadas para motejarnos; pero hay una cosa que no se atreverá a decir nadie, y es que alguno de nosotros haya faltado a la lealtad y a la consecuencia jamás. Y cuando aquí se discute todo, cuando aquí se discute la consecuencia de un ministro y la consecuencia de un ministerio, y cuando a propósito de este punto se habla de la sustancialidad y accidentalidad de las formas de Gobierno, no hay nadie tan osado que se atreva a lanzar la nota de inconsecuencia a esta Comunión carlista. Vosotros, los que desde todos

«Estudio preliminar» - Francisco Seeber (1919-1989)

Imagen
Cuando se me pidió que prologara esta nueva edición de L A INQUIETUD DE ESTA HORA de Carlos Ibarguren, me sentí honrado y complacido, pero también algo abrumado por la responsabilidad que importa comentar un texto a tal punto honrado, luminoso y trascendental. Son tan amplios y profundos los temas que trata, y los tenemos tan metidos en el alma, constantemente presentes, que se nos aparece casi imposible sintetizar cuanto tendríamos que decir sobre ellos y sobre el autor. Necesariamente, pues, debemos elegir entre las muchas maneras de encarar el comentario, temiendo no acertar con la mejor, como el caso lo exige y lo merece. Es ocioso decir, como se suele cuando de reediciones se trata, que este libro es actual, aunque desde luego lo sea. Cuando se cala hondo en la política, podrá uno acertar o equivocarse,   o ambas cosas a la vez, pero a pesar del transcurso del tiempo, lo bueno que se diga seguirá siendo bueno y lo malo, malo, ya que los principios esenciales sobre los que se es

«Cuando la O.N.U. se llamaba Cristiandad» - Daniel-Rops (Henri Petiot) (1901-1965)

Imagen
En este año 1953, en que todo el mundo cristiano festeja a san Bernardo en el ochocientos aniversario de su muerte, la gloria que rodea su memoria nos trae al espíritu una pregunta: ¿Cómo y por qué, a fin de cuentas, aquel monje desarmado, sin otro poder de acción que el de su palabra intrépida, fue elegido árbitro de Europa y aceptado como tal por todos? ¿Cómo se explica la autoridad de aquel «hombre de Estado» que no tenía tras él ni Estado, ni ejército, ni diplomacia? La respuesta es sencilla, pero nos adentra al mismo tiempo hacia el corazón de la realidad misma del mundo medieval y el drama esencial del mundo de nuestros tiempos. Si la humanidad del siglo XII aceptó someterse a las reglas y juicios que le proponía aquel hombre, no fue sólo porque admirara sus méritos excepcionales, que ya hemos visto, sino porque veneraba en él a un santo. ¿Y por qué lo veneraba? Porque veía en él a un testigo de Dios sobre la tierra, y la fe que llevaba en su alma le obligaba a admitir su aut

«Crisis política del mundo y la segunda guerra universal» - Carlos Ibarguren (1877-1956)

Imagen
He aquí una interesantísima y esclarecedora síntesis de la historia Europea de la primera mitad del sigo XX... Al terminar la primera guerra mundial, escribí el año 1919 en uno de mis libros, La literatura y la gran guerra , algunas reflexiones que creo pertinente recordar: «El cataclismo que se ha desatado sobre los hombres destruirá, para transformar, muchos de los actuales valores. El siglo de la burguesía desarrollada bajo la bandera de la democracia individualista, el de los financieros, el del capitalismo y el de los liberales, se hunde en medio de la catástrofe». Quince años después, en otro libro mío ya citado, La inquietud de esta hora , anoté: «El individualismo predominante en el siglo XIX desaparece y tiende a ser reemplazado por la socialización; la persona por la masa, la célula social por el grupo coordinado, la acción aislada por la colectiva, el interés de cada uno por el del conjunto solidario en el terreno político y económico. Empieza la hora de las masas organiza