Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2018

Autopsia de Creso (fragmento)
LEOPOLDO MARECHAL (1900 - 1970)

Imagen
“Decíamos ayer...” ofrece a sus lectores este pequeño fragmento del magnífico ensayo de Leopoldo Marechal. Sirva como acicate para su íntegra lectura. Con tal propósito, al pie de la página, se encuentra a disposición el archivo con su texto completo.
   ( ... ) 2.- Necesito aclararle previamente que, bajo el nombre de Creso, me propongo describir al representante del Tercer Estado social, o al homo oeconomicus; al “burgués”, en suma, tal como lo define cualquier diccionario de la lengua. En rigor de justicia, Creso al igual que los integrantes de las otras castas o estados, responde a una “función social” rigurosamente necesaria: responde a ella y no a otra, porque su naturaleza intrínseca o su “vocación individual” lo incorpora naturalmente a esa clase y lo declara idóneo para tal función. En consecuencia, lo que define a Creso no es una desmedida posesión de la riqueza corpórea, sino una “mentalidad” sui generis que le hace apetecer y buscar dicha riqueza. En tal sentido, hay millon…

Fundación de Buenos Aires
VICENTE DIONISIO SIERRA (1893-1982)

Imagen
En el nombramiento que Juan Torres de Vera y Aragón extendió a favor de Juan de Garay, se establecía que, “habiendo disposición y convenido así al servicio de su magestad pueda el dicho Juan de Garay en su real nombre y mío poblar en el puerto de Buenos Aires, una ciudad intitulándola del nombre que le pareciere y tomar la posesión de ella y poner y nombrar justicia de su magestad que en su real nombre la administre y para el primer año elegirá alcaldes y corregidores y los demás oficiales de la dicha ciudad y sustentar la dicha ciudad...”. La necesidad de esta fundación venía del deseo de los pobladores del Tucumán de tener un puerto, siendo muchos los que en Perú incitaban a buscarlo donde Pedro de Mendoza había levantado su primer asiento, entre ellos el oidor Matienzo. Por otra parte era evidente la necesidad de una población sobre el río de la Plata para recibir y despachar las naves de socorro provenientes de España, sobre todo para las expediciones destinadas a Chile, pues no er…

Configuración de la República Liberal (III)
ERNESTO PALACIO (1900-1979)

(Continuación)

Como la clase dominante es tributaria, impone al país una mentalidad colonial. Sobre la destrucción del viejo patriciado se alza una burguesía comercial carente de virtudes nobles, que comunicaría su estilo a la política, a la enseñanza y a las costumbres.
La definición política del régimen en el orden externo será el pacifismo elevado al rango de religión nacional. Se establece como dogma la carencia de problemas de fronteras en nuestro país y la decisión, en caso de existir, de resolverlos por arbitraje. Se borra de la enseñanza de la historia todo recuerdo de guerras externas, salvo la de la Independencia; y en cuanto a las invasiones inglesas, se deja bien sentado que Inglaterra nos ha hecho el servicio de enviarnos a la libertad, así como había tratado de libertarnos por segunda vez combatiendo a Rosas. ¿Y el Brasil? Sólo merece nuestra gratitud por habernos ayudado desinteresadamente a derrocar al “tirano” en Caseros. Sin problemas internacionales, nuestra única preo…

Configuración de la República Liberal (II)
ERNESTO PALACIO (1900-1979)

(Continuación)

    Es necesario decir estas cosas –aunque signifique enconar viejas heridas– porque decirlas es la condición de nuestra salud: curación psicoanalítica para revelar el “trauma”oculto que nos tuerce el destino.     ¿Cómo pudo ocurrir ese fenómeno de la conquista de todo el país por una minoría audaz e impopular, aun en el mismo Buenos Aires? En primer término, por la destrucción de la única fuerza que podía oponérsele, que era el partido federal. El partido federal no había sido solamente derrotado, sino que había sido traicionado por Urquiza, cuya acción en Caseros tomó como bandera los principios de sus adversarios. Despojado de su significado nacional y reducido al mero usufructo de situaciones, después de la adhesión oportunista de las provincias interiores al triunfador, quedó virtualmente disuelto y obligado a una resistencia pasiva en la que llevaba todas las de perder. El “urquicismo” circunstancial le vedaba invocar la única tradición de que podía enorgullecerse y …

Configuración de la República Liberal (I)
ERNESTO PALACIO (1900-1979)

Imagen
No obstante su extensión, “Decíamos ayer...” no quiere dejar de publicar en su totalidad (se hará en tres entregas), este ilustrativo capítulo del valioso libro que, sobre la historia argentina, escribió Ernesto Palacio. Creemos que servirá para comprender mejor los verdaderos orígenes de los graves males que ha padecido y padece nuestra patria.
    Bajo las presidencias de Mitre y Sarmiento surge, de entre las ruinas de la vieja Confederación, la República Argentina actual, que adquiriría su fisonomía definitiva con la capitalización de Buenos Aires, en la presidencia siguiente.    Hablar de las ruinas de la Confederación no es, según lo hemos visto, una mera metáfora. En los veinte años transcurridos desde Caseros hasta el final de la presidencia de Sarmiento, apenas si ha cesado la guerra civil en todo el territorio, a la que se ha agregado una guerra fronteriza –la del Paraguay– larga y sangrienta, aparte de la permanente del indio. La resistencia del interior ha sido literalmente …

El caballo
ROQUE RAÚL ARAGÓN (1926-2007)

Imagen
Les voy a contar un caso que ustedes no conocen, porque no pertenece a la historia. La tradición local de la ocurrencia lo data el 29 de marzo de 1898, de modo que mañana se van a cumplir los ochenta años[1].Sucedió en Simoca, pueblo del departamento de Monteros, provincia de Tucumán. Allí vivía un cantor famoso, Ramón Alderete, dueño de una chacrita y una majada, hombre muy estimado por sus buenos hábitos, su carácter comunicativo, su ligereza para componer versos de contrapunto y los delicados sonidos que sabía sacarle a la guitarra. Su nombre se había extendido casi por toda la provincia y llegaba hasta Catamarca por el sur.     En las ponderaciones de la gente, sólo tenía un rival, a quien no había visto nunca pero oía celebrar hacía tiempo: Roque Gramajo, afincado en el departamento de Trancas, al norte, que supo cantar en las reuniones políticas del gobernador Lucas Córdoba.     Quienes habían tenido la suerte de oír a los dos no sabían con cuál quedarse y pensaban en la fie…

Elogio de la ira
JOSEF PIEPER (1904-1997)

Imagen
El cristiano normal y corriente identifica frecuentemente la «sensualidad», la «pasión» y el «apetito» con sensualidad enemiga del espíritu, con pasión desordenada y con apetito irracional. Esta forma de estrechar unos conceptos, que originariamente tuvieron un significado mucho más amplio, ignora el hecho de que tales expresiones, lejos de ser negativas, representaron las fuerzas vitales de la naturaleza humana, puesto que la vida del hombre consiste en el ejercicio y desarrollo de esas energías.     Esta verdad general ha de aplicarse también a la pasión de la ira. El indignarse no es otra cosa para el cristiano en general que una falta de dominio, algo ciego y altamente negativo. Pero también la ira pertenece a las potencias constitutivas y «constructoras» del ser humano, como pertenecen las apetencias de los sentidos y las demás pasiones.     En la capacidad de irritarse es donde mejor se manifiesta la energía de la naturaleza humana. La ira va dirigida hacia objetivos difícile…

El Movimiento del Tercer Mundo en la Argentina
CARLOS ALBERTO SACHERI (1933-1974)

Imagen
A partir de 1967 se constituye en nuestro país un movimiento de sacerdotes denominado “Movimiento Sacerdotes para el Tercer Mundo” (M. S. T. M.). El mismo dice inspirarse en el Manifiesto de los obispos, antes comentado y, en efecto, retomará las principales afirmaciones del Manifiesto difundiéndolas a través de publicaciones de todo tipo y, sobre todo, en “declaraciones de prensa”, ampliamente publicitadas. Al mismo tiempo que difunde las tesis del Manifiesto, las radicaliza, esto es, las expresa en forma más neta y más extrema, llevando hasta sus últimas consecuencias los errores doctrinales y los juicios prudenciales contenidos en el documento.    En los últimos dos años, el MSTM publicita sus declaraciones en nombre de “los 400 sacerdotes del tercer mundo”. Esta fórmula, repetida hasta el cansancio tiene mucho de slogan publicitario para crear una imagen de representatividad que, por consideraciones que luego se harán, dista mucho de tener realmente. La temática abordada en ta…