Piedad
SANTO TOMÁS DE AQUINO


"Debe decirse que el hombre se hace deudor a otros de diversos modos según la diversidad de la excelencia de éstos y de los beneficios de ellos recibidos. En uno y otro concepto tiene el primer lugar Dios, ya porque es el más excelente, ya porque es para nosotros el primer principio de ser y de gobierno. Mas secundariamente los principios de nuestro ser y dirección son los padres y la patria, de quienes y en la cual hemos nacido y sido criados. Y por esto después de Dios el hombre es principalmente deudor a los padres y a la patria. Luego, así como pertenece a la religión dar culto a Dios, así en grado secundario pertenece a la piedad tributar culto a los padres y a la patria. En esta reverencia de los padres se incluye la de todos los consanguíneos; pues que también los consaguíneos se llaman así porque proceden de los mismos padres, según se ve (Ethic. 1.8, c. 12). Y en el culto de la patria se entiende el culto de todos los conciudadanos y de todos los amigos de la patria. Y por tanto a ésos se extiende principalmente la piedad" (S. T. II-II, 101, 1).